El Cañón del Chicamocha, un destino único en Latinoamérica - BGA Te Activa

Oculto en medio de las montañas se encuentra uno de los paisajes más imponentes y majestuosos en la tipografía colombiana, del amarillo de sus atardeceres al verde brillante de sus prados, el Cañón del Chicamocha nos recibe durante todo el año con actividades para familias, vacaciones con amigos o escapadas románticas.

A solo una hora por carretera hacia el norte desde San Gil, en la vía hacia Bucaramanga, podemos disfrutar de uno de los más grandes cañones del mundo, con más de 108.000 hectáreas y 2.000 metros de profundidad, que nos regala atractivos y posibilidades en cualquier época del año.

El Cañón del Chicamocha es perfecto  para los amantes de los imponentes paisajes y de la flora y fauna, pues en su espacio natural podemos encontrar iguanas, zarigüeyas, tigrillos, osos hormigueros, monos aulladores y una gran variedad de aves como las perdices, pájaros carpinteros, águilas blancas, entre otras. Por si fuera poco, además podemos apreciar plantas únicas en Colombia como la palmera, el cacao indio, el castañete, y el árbol barrigón.

La temperatura del Cañón fluctúa entre los 11 y los 32 grados centígrados. La majestuosidad de este espacio es única en Latinoamérica y solo es comparado con la del cañón del Colorado, en Estados Unidos; su diferencia es que el cañón del río Chicamocha es más amplio.

Uno de sus grandes atractivos es El Parque de Chicamocha; allí se unen armoniosamente la historia, la cultura, el folclor y la gastronomía. Además, encontraremos espacios con cabras y avestruces; el Monumento a la Santandereanidad y la opción de montar en el teleférico, que mide 6,3 km y cruza el cañón del río Chicamocha.

Este es un vistazo general de algunas de las muchas maravillas con las que cuenta el Cañón del Chicamocha. Podrás disfrutar de cada rincón de este hermoso lugar y siempre hallarás algo interesante para hacer, para aprender, para disfrutar y regalarte un buen momento en cualquier época del año.