Si no has llegado aquí por el Quiz Corchador de la Historia de Bucaramanga en Instagram de BGA Te Activa, te recomendamos que lo hagas primero (y no hagas trampa). Lo encuentras aquí.

Si de cualquier formas quieres saber de datos históricos interesantes de la ciudad de los parques, sigue leyendo sin compromiso.

 

Empecemos por Igsabelar

Esta histórica ruta que se conocía también como el bus “que hay que tomar si quiere conocer Bucaramanga” por su largo recorrido, toma su icónico nombre del barrio Igsabelar, ubicado en la Comuna 11 al sur de Bucaramanga.

Para más luces, queda junto al barrio Manuela Beltrán, bajando hacia el Terminal de Transportes. La ruta hizo su último recorrido en 2013 para dar paso al sistema masivo Metrolínea y pasó a convertirse en parte de la cultura popular de Bucaramanga.

 

Vamos con el cine

La primera función de cine que tuvo Bucaramanga se dio en el Teatro Coliseo Peralta, en lo que se constituye como un hito de la cinematografía colombiana.

¿Por qué? pues porque la ciudad bonita tuvo la primera función de cine del país, ganándole solo por horas a Cartagena.

La historia es esta: los reportes de la época hablan de un empresario venezolano llamado Manuel Trujillo, que había llevado un vitascopio al vecino país en agosto de 1896. Pues bien, tras cruzar la frontera y en ruta a Bogotá, Trujillo hace la primera muestra de cine en Bucaramanga el 21 de agosto de 1897.

¿Qué se presentó? El registro histórico hablan de dos funciones en el Peralta en la que se presentaron “Las señoritas Shalt en el baile de las palomitas”, “La Serpentina”, “Elena y Marta con el andarín Carlos” y “El martirio de Juana de Arco”, títulos del primer cine que existió en el mundo. 

Al día siguiente, 22 de agosto, se registró la presentación en Cartagena.

 

El primer hospital

El primer centro médico que tuvo Bucaramanga fue Hospital San Juan de Dios, ubicado irónicamente al lado del Cementerio Central y que hoy alberga a la Secretaría de Salud de Santander.

La construcción inició sobre el año 1845, pero recién entró a funcionar en marzo de 1853. Durante más de un siglo, prestó atención a los bumangueses, pero llegado el año 1940, la ciudad tuvo un proceso de modernización con motivo de los V Juegos Olímpicos Nacionales, que mostró la necesidad de un hospital con mayor capacidad. 

Esta necesidad llevó a la construcción del Hospital Ramón González Valencia en 1973. 

Una década más tarde, en 1985, el San Juan de Dios cerró sus puertas para pasar a ser parte de la Secretaría Departamental de Salud y la Fundación Quirúrgica de Bucaramanga.

 

El último recuerdo de la época de la colonia en Bucaramanga

La Capilla de Nuestra Señora de los Dolores era el oratorio del centro doctrinero del Real de Minas de Bucaramanga, que existió desde principios del siglo XVIII cuando Bucaramanga ni siquiera era ciudad aún, sino pueblo de indios.

La estructura fue construida por los propios habitantes, indígenas que fueron desarraigados de sus tierras más adelante. 

Entendemos que la pregunta era difícil, pues las casas de Bolívar y Luis Perú también son considerablemente antigua, más precisamente de la época independentista. 

 

El edificio sin premio por altura

Entre la Notaría Séptima, el Hotel La Triada, el edificio Coltabaco y el Majestic, el único que no ha tenido el galardón de ser el más alto de la historia de Bucaramanga es La Triada.

Puede que al día de hoy, la Notaría sea más pequeña que muchos hogares, pero cuando se erigió, entre 1891 y 1892, en la ciudad no conocían lo que era un segundo piso. Allí quedó entonces la ferretería de Christian Peter Clausen, empresario de ascendencia danesa.

Por su parte, el edificio Coltabaco, erigido en 1946, con sus cinco pisos fue el primer edificio alto de la ciudad (tanto así que tuvo el primer ascensor que vieron los bumangueses).

Finalmente, del Majestic no hay mucho que agregar, pues corona a la ciudad por el oriente y hoy es el vigente rey de los edificios altos de Bucaramanga.

 

Cuando fuimos pueblo de indios

Volvemos a la colonia, cruzando el siglo XVIII, cuando Bucaramanga era pueblo de indios adscrito a la jurisdicción de Pamplona.

Sacando los libros de historia, la ciudad nació el 22 de diciembre de 1622 por acción del presbítero Miguel Trujillo y por el Capitán Andrés Páez de Sotomayor, siguiendo las órdenes del visitador de la provincia de Pamplona, que argumentó una dificultad por tener que buscar de mina en mina a los indígenas para poder cumplir la labor de evangelización.

 

El Centro Cultural del Oriente, cuna de aulas

Empezó su construcción en 1898 con la idea de albergar al Colegio San Pedro Claver, pero a causa de la Guerra de los Mil Días, solo se pudo terminar en 1911.

Hasta 1935, cuando se mudaron a su sede actual, funcionó allí el San Pedro Claver, que volvió a albergar estudiantes desde 1937, cuando dio cobijo al Colegio Santander, al Colegio Nuestra Señora del Pilar y al Colegio Aurelio Martínez Mutis, hasta 1994.

Por tanto, solo el Instituto Técnico Superior Damaso Zapata no vio clases en este lugar clave de la historia educativa de la ciudad, que aún hoy es aula de miles de estudiantes de la Escuela Municipal de Artes, EMA.

 

El primero de todos los parques

La idea del Parque García Rovira se tuvo en 1886, pero solo hasta 1907 se pudo inaugurar un espacio público para el recreo separado de las plazas de mercado. Allí se centraría el poder administrativo de la ciudad y el departamento y se haría homenaje al prócer Custodio García Rovira.

Luego vendrían la construcción de otros parques que permitirían la expansión de la ciudad hacia el oriente como fueron los parques Santander, Antonia Santos, Romero, Bolívar y Los Niños.

Conoce más de nuestros parques en http://www.bgateactiva.com/parques-de-bucaramanga

 

Solo faltó el “Chapulín”

Si hablamos de los mejores jugadores de fútbol de la historia no se puede dejar afuera a Diego Armando Maradona y Pelé.

El Pelusa, figura absoluta de la Argentina campeona del mundo en 1986, se enfrentó al Atlético Bucaramanga en 1979, cuando era figura y campeón con Argentinos Juniors. El partido quedó 1-1 en el Alfonso López. ¿El gol del cuadro argentino? de Maradona, claro.

Por su parte, Pelé, rey del fútbol y tricampeón del mundo con Brasil, también estuvo en Bucaramanga. Fue en 1976 y aunque no jugó, sí pisó el gramado del Alfonso López como parte de un evento para la marca Pepsi.

Detrás de ese Olimpo en el que se ha metido Lionel Messi hay una variedad de jugadores históricos. Uno de ellos es Eusebio, “La Pantera” de Mozambique, internacional e ídolo máximo de Portugal. 

Para no alargarnos, en 1976, cuando jugaba con el Beira Mar de Portugal, viajó a jugar un cuadrangular amistoso en Venezuela. ¿Contra quiénes se jugó? frente al Alianza Lima de Perú, el Deportivo Galicia de Venezuela y el Atlético Bucaramanga.

Por tanto, solo Romario, El Chapulín, a pesar de su larguísima carrera, no tuvo el honor de los otros nombres de este quiz de haber compartido escenario o partido contra el Leopardo.

 

Sin ser campeón pero sí ganándole a Colombia

En 1984, mientras se preparaba para las eliminatorias al mundial de México 86, la selección Colombia que dirigía Efraín “El Caimán” Sánchez (y que para la época ya contaba con jugadores como “El Pibe” Valderrama y Willington Ortiz) vino a Bucaramanga a medirse al Atlético como homenaje a Misael “Papo” Flórez, figura histórica del Leopardo.

El encuentro quedó 3-0 ganando el Bucaramanga. Los goles fueron anotados por Juan Carlos Díaz y Alfredo “El Pirata” Ferrer por duplicado.

 

Hasta aquí la lección de historia. Si te interesa conocer más de Bucaramanga, te invitamos a conocer:

Parques de Bucaramanga

Ruta Verde

Ruta guiada de patrimonio