Café premium (y de Santander) para dummies - BGA Te Activa

¿Alguna vez te has preguntado la diferencia entre el tinto tradicional y los que pueden costar cuatro o cinco veces más? De entrada te contamos que la diferencia es abismal, pues los procesos de cultivo de café premium tienen un estándar de calidad mucho más alto, que toma tiempo (en años para perfeccionar el estilo y en meses para conseguir una cosecha de alta calidad).

Entendemos que es un tema nuevo, pero queremos poner nuestro grano de arena (¿o de café?) para descubrir este nuevo mundo gastronómico fascinante que se empieza a abrir con el café. Después de todo, Colombia es una nación cafetera por excelencia y en Santander gozamos de tener al Café Mesa de Los Santos, certificado como el tercero más valioso del mundo.

Pero no lo haremos nosotros. Para hacer esta pequeña introducción “para dummies” al café de calidad, pedimos la ayuda de Alejandro y Sascha Renjifo, dos catadores expertos y exportadores desde Colombia de café de altísima calidad. Esperemos te actives y te antojes de una buena taza.

¿Cuál es la razón de que un café cueste tanto? (un café Mesa de Los Santos puede costar siete veces más que una libra tradicional)

Alejandro: ¿Qué es lo caro? ¿Ud cuánto paga por una Coca Cola? Por ahí $2.000, ¿cierto? Pues haga la cuenta, un café Mesa de Los Santos por unos $40.000 le da para unas 40 tazas. Entonces si ud se pone a pensar, uno de los mejores cafés del mundo le cuesta $1.000 pesos la taza. Ya ahí no parece tan caro.

¿Cuál es la diferencia en el contenido de ambas bebidas?

Sascha: Hay muchas diferentes definiciones de lo que es un café de alta gama. Para mí lo diferencial siempre va a ser la taza, qué tan bueno o malo sabe. Detrás de la taza, que a mi modo de ver es lo más importante, hay factores sociales que para ciertas personas son tan importantes o más importantes: si el café es de comercio justo, si trata bien a las aves o si no contamina el agua. Estos factores se vuelven tanto o más importante que el mismo sabor.  

¿Quién es el principal comprador hoy de estos cafés de excelencia?

Alejandro: Los europeos, sobre todo en el norte de Europa -escandinavos, suecos, alemanes-, tienen un nivel de exquisitez muy alto, ellos están buscando productos que en la taza den un gran placer, que sean distintivos en su sabor y que conecten con el cafetero. 

El mundo va hacia las cadenas productivas de calidad, la gente no quiere seguir siendo un consumidor de cosas que se las entrega una multinacional en un plástico. La gente está buscando ser parte del proceso de calidad.

Esto quiere decir que la tendencia del mundo del café es identificar a los productores. Es decir que un noruego te puede preguntar por el tipo de café, cómo fue cultivado, con qué técnica se tostó y de quién es.

Aquí en Colombia ya hay tendencias que van hacia allí y la Hacienda El Roble es un ejemplo de ello.