La gastronomía, una razón para deleitar cuando visiten Santander - BGA Te Activa

El turismo en Santander es gastronómico, la preparación de por sí es exquisita, con un manejo generacional que mantienen vigentes las recetas de las abuelas, madres e hijas, maestras del buen comer, seduciendo al visitante con el elixir y el aroma de exquisitos platos que pueden encontrar en cualquier rincón de la ciudad como el hogao, la aguapanela para tomarla caliente, el masato degustarlo bien frío y la empanada con su variedad de sabores por escoger.

Son oferentes de platos apetecidos, como los suculentos caldos y sopas, las hormigas culonas con su sabor salado, la arepa de maíz pelao que desearán repetir, la pepitoria, el cabrito, la carne oreada en su punto y los tamales de nuestra región con su exclusivo sabor, entre otros. Estos platillos son el resultado del fogón de leña, de la lejía, de los tiestos, las pailas y del adobo de ricas hierbas cuidadosamente seleccionadas, ofrecidas con amor, orgullo y presentación para quienes son exigentes al paladar, degustan y reconocen el deleite y aceptación del aderezo, el condimento y la sazón secreta de la cocina familiar. Todo esto, un valor agregado para cuando visiten Bucaramanga y tengan en cuenta los diferentes platos a probar y que no pueden dejar pasar.

De igual forma, se debe visitar los municipios aledaños a la ciudad, donde el recorrido obligado por iglesias, parques, centros culturales y de recreo, nos acercan a la capital dulcera, Floridablanca, con sus famosas obleas y variedad de ingredientes, los raspaos en Girón donde el hielo y las esencias dulces presentan un rico sabor, en Vélez su exclusivo deleite en los bocadillos de guayaba, y en la región fiquera de Curití, los deliciosos cortados de leche de cabra, entre otros, también productos insignes de la gastronomía en el departamento de Santander.